Seleccionar página

Fiscal de Tarapacá Alerta Sobre Descontrol en Frontera y Posible Presencia de “Fito” Macías en el País

Ilustracion carabana de migrantes en desierto Imagen generada con IA. Click para ampliar T
Anuncio

El fiscal regional de Tarapacá, Raúl Arancibia, expresó su preocupación por la situación en la frontera norte de Chile, destacando la falta de control efectivo y la posible presencia de criminales como José Adolfo Macías Villamar, alias “Fito”, líder de la banda Los Choneros. En una entrevista con Radio Universo, Arancibia enfatizó la necesidad de un “muro policial” para disminuir el ingreso de personas con antecedentes a Santiago y criticó las soluciones temporales actuales.

Arancibia señaló la disminución de la fuerza policial dedicada al tráfico de drogas en la región y abogó por una redistribución más eficaz de esta fuerza. En cuanto a “Fito” Macías, explicó que, sin una orden específica, no es posible detenerlo, incluso si se localiza en Chile. El fiscal no descarta la posibilidad de que Macías esté en el país, argumentando que nuestro país podría ser un refugio seguro para él.

Respecto al paso fronterizo, Arancibia mencionó que este cierra a las 18:00 horas, pero después de esa hora, el control es prácticamente inexistente. La gente aprovecha esta situación para cruzar sin regulación, incluso durante el día debido a la lentitud de los trámites. A pesar de un mayor control militar, el fiscal sugiere que el funcionamiento debería ser continuo, las 24 horas.

Arancibia concluyó señalando que la falta de control en la frontera es un fallo del Estado, admitiendo su desconocimiento sobre por qué no se ha cambiado la situación, a pesar de las advertencias prolongadas sobre el problema.

Arancibia aclara declaraciones respecto a control fronterizo

El fiscal Raúl Arancibia, ha rectificado sus comentarios sobre la situación en la frontera norte. Respecto a lo que Arancibia había mencionado que después de las 18:00 horas, el control en la zona norte era “sin control”. Ahora, explica que esto se debe a que las dependencias de control fronterizo cierran a esa hora, dejando la frontera vulnerable.

Arancibia destacó la reducción de la fuerza policial en el área, lo que ha generado preocupaciones. Sin embargo, mencionó que, aunque las dependencias cierren, Carabineros y patrullas militares siguen operando en la zona.

El fiscal nacional, Ángel Valencia, reaccionó a estos comentarios, sorprendido por la admisión pública de debilidad en la frontera y potencial daño de decir esto públicamente. Por su parte, Arancibia ha insistido en que el control fronterizo debería funcionar las 24 horas, enfatizando la necesidad de atención continua debido al alto flujo en Colchane y la posibilidad de ingreso legal incluso en horarios no operativos.

En resumen, Arancibia aboga por un control fronterizo continuo para fortalecer la seguridad y gestionar de manera más efectiva el flujo en la frontera de Tarapacá.

Anuncio